22*/12/2020*

Desde siempre he tenido un problema con el concepto «menos». Es lo que me han enseñado, lo que la sociedad siempre me ha querido contar. Que debo progresar, crecer, avanzar y prosperar. Y que todos esos términos son incompatible con «menos».

Menos es perder lo que tenías, es dejar de ganar el sueldo que ganabas, es poder comprar menos cosas, dejar de disfrutar de lo que antes hacías. Cuando llega el menos llega la infelicidad.

Menos es igual a fracaso.

Como digo, eso es lo que me han enseñado. Pero ahora ya no lo tengo tan claro. Es más, creo que he sido engañado con esa filosofía de vida del «más». Estoy bastante convencido de que en esa persecución de tener más cosas, ganar más, ser más, y en ese miedo tan grande al «menos», creo como digo, que me he perdido a mí mismo.

Y por eso inicio esta nueva aventura, en la que por fin, y sin miedo, es más, con bastante arrojo, me enfrento al «menos» y lo abrazo, para averiguar si yo aparezco durante el camino.

_*]